April 11, 2010

Barça Madrid

La televisión española denomina estos partidos los “clásicos” en pocos se grita tanto, se sufre tanto y generan tanto volumen de porras no oficiales en todas las oficinas del país.

Con nuestras bicis nuevas bajo el brazo Placid y yo nos fuimos a las 8 hacia la penya con la intención de conseguir sillas donde ver el partido. Al llegar vimos que lo de llegar 2 horas antes no era una exageración, el sitio estaba a reventar y el numero de bocadillos servidos ya pasaba de 70 (al final de la noche ese numero rozaba los 200).

La espera se hizo larga pero la amenizamos haciendo ganchillo y leyendo revistas de interés general concretamente el Pronto, la prima hermana fea del Hola, el mas actual era de febrero pero eran P.B.E 2.0. (post Belen Esteban 2.0) así que ya nos valían.

El publico era mucho mas heterogéneo que el día anterior, incluido un japonés muy elegante que llego en vespa con su camiseta del Barça impecable metida por dentro de los pantalones de pinza.
Por fin empieza el partido, muchos ius y ais, toneladas de botellas de cerveza vacías, varias versiones del himno del Barça y por fin el primer gol.

A partir de ahí y durante º15 minutos no me entere de nada porque del grito del personal en general y de Placid en concreto, la campana y el volumen al que el Sr. Eduard puso el himno “tot seguit” se me quedó el tímpano un poco pallà.

Al final llego otro, más gritos, besos y abrazos y por fin para casa, del local salimos como el tapón de corcho de una botella de cava de apretaditos que estábamos.

No comments:

Post a Comment