November 29, 2010

Reflexiones en fisio

En la parada del tranvia a veces ves a gente haciendo movimientos extraños, micromovimientos casi imperceptibles para desplazar el peso del cuerpo de un lado a otro que se realizan profundament concentrado y con la nariz y las orejas encogidas debajo de una bufanda.

Es la celebre técnica del "pantalón crujiente si me toca se me hiela algo mas que un diente" para practicarla debes llevar pantalones de tejido frío (el campeón; los tejanos) en un día frio (nada de 10 grados, de 0 para abajo!).

Los tejanos tienen la virtud de agarrotarse y helarse de tal manera que te da la sensación que sin ellos estarías mejor, incluso así el calor que produce el cuerpo va calentando el aire entre la carne y el pantalón (aunque el muy mamón no conserve nada) y con esta técnica el pobre/a desgraciado/a que los lleva minimiza el contacto de la piel con el pantalon intentado crear un espacio entre ambos colocando la pelvis exactamente encima de los pies y moviendo las piernecitas muuuuy despacio para separarlas de la tela que debe quedar tiesa, como una columna.

Si son pantalones pitillo evidentemente no lo intenteis.

Esta tecnica es internacional, en noruego tiene un nombre muy exotico, lo se por un amigo de esa nacionalidad que un dia hizo una demostracion de la misma, además de otras cosas utiles para conseguir sobrevivir cuando te toca hacer la mili donde los vikingos perdieron el moño. Lamentablemente lo he olvidado todo, nunca hagais cursillos de supervivencia en los que la bebida oficial y gratis sea la cerveza.

No comments:

Post a Comment