February 23, 2012

Plop

Hace años (yo aún no tenúa tetas, hecho que ahora mismo, dado el tamaño de las mías -no es broma- me parece imposible) se puso de moda en el patio del colegio una especie de artilugios de plástico con forma de pequeñas hostias.

Creo que venían con los petit suisses.... como sea, la gracia del invento era darle la vuelta y ponerlo en el suelo junto a los de tus amiguetes ganaba y pegar la nariz al (no muy limpio) suelo del patio del colegio para ver cual se daba la vuelta antes dando un bote.

Habia variaciones en las que ganaba el que saltaba más alto pero recuerdo la emoción de esos segundos en que parecía que no sucedía nada pero en realidad el plástico estaba luchando para volver a su forma original, recuerdo comparar el mío con el de los demás intentando discernir diferencias milimétricas sin éxito alguno para ver si iba ganando o no.

Ultimamente cada vez que miro mi ombligo tengo la misma sensación, como si estuviera a punto de darse la vuelta y hacer Plop.

Espero que cuando lo haga no peque un salto.


No comments:

Post a Comment