July 25, 2012

De vuelta

Despues de mas de un mes sin decir ni mu vuelvo a las andadas con pocas novedades en el frente. A un dia de cruzar la frontera de las 40 semanas mi bariga sigue en su sitio, aunque ya hace dias que por mi Lluc (nombre finalista para nuestro primogenito) ya estaría oficialmente en este mundo como ser independiente de mi utero.

Pero como siempre la naturaleza me enseña el dedo y delicadamente lanza el mensaje "fuck you aqui mando yo" asi que de momento, y a pesar de que parece que el nene viene con un cabezón considerable aqui seguimos, fusionados en modo Kinder Huevo.

Las ultimas semanas de embarazo son un rollo, especialmente por que a medio mundo le da por contarte autenticas historias de terror. Que si la cabeza no pasara, que si a mi cuñada se le murio (si hay quien tiene el mal gusto de explicarte estas cosas), que si a mi prima le dieron 400 puntos, que si ahora lleva pañales, que no follaras jamas en tu vida otra vez, que las tetas te llegaran a las rodillas, que no tendras tiempo ni para hacer burillas.

Vamos, historias encantadoras cuando una quiere oir:

1. mañana sale.
2. nada es tan horrible y si, tendras tiempo de cortarte las uñas de los pies.
3. la etiqueta de mama es como un tag en gmail, se añade no hace falta borrar el resto de cosas que eres.



No comments:

Post a Comment